¿Dónde colocar una lámpara vintage?

¿Dónde colocar una lámpara vintage?

Descubre como y donde colocar una lámpara vintage.

Todas las modas vuelven. Y es que la tendencia retrograda ha conquistado a muchos sectores: la moda, los automóviles y ahora también la decoración y la iluminación. Las lámparas vintage y los focos incandescentes le están proporcionando un ambiente más confortable a cualquier espacio del hogar, además de brindarle originalidad con total minimalismo.

Pero esto no acaba en la experiencia cálida y atractiva que nos brindan estos luminarios; si bien es cierto que las modas vuelven, también lo es que los tiempos cambian, por lo que podemos decir que ahora tenemos muchas opciones para mezclar estilos y formas con la tecnología LED, obteniendo resultados verdaderamente sorprendentes que pueden ofrecer toques con encanto a los espacios del hogar con sus múltiples diseños y acabados, sin olvidar el ahorro energético.

Esta tendencia que trae de vuelta a lo antiguo, abarca tanto lámparas de techo como de mesa, pero en esta oportunidad nos enfocaremos en qué espacios podemos usar lámparas colgantes con diseños vanguardistas.


Lámparas Vintage Colgantes para la barra o el desayunador de la cocina. 

La clave es escoger el diseño basado en el ángulo adecuado para el espacio que vamos a iluminar, teniendo en cuenta este detalle podremos colocar una o más lamparas dependiendo de las dimensiones de nuestra superficie.



Por ejemplo, las barras suelen ser rectangulares (más largas, pero menos anchas que un desayunador) y cuentan con su interruptor propio (no sustituyen a la iluminación de la cocina, ni requieren de ella para generar su propio ambiente) por ello, podemos instalar lámparas vintage con ángulos de apertura reducidos, los cuales nos permitan dar una iluminación muy acentuada pero de buena calidad que bañe de manera uniforme la superficie. No olvides que la distancia entre luminarios no debe ser mayor al ángulo de apertura, de esta manera evitarás la desproporción del flujo luminoso en el área.

Por otro lado están los desayunadores, los cuales pueden ser redondos o rectangulares y a diferencia de las barras estos cuentan ya con una iluminación ambiental, la cual suele ser la proporcionada por los luminarios instalados en la cocina. Basados en esto, debemos inclinarnos por un sólo luminario colgante pero con un mayor ángulo de apertura que abarque más superficie y acentúe los detalles de nuestra mesa. 


Iluminando un pasillo con lámparas vintage

En esta aplicación no hay secretos sólo una necesidad importante, contar con un techo alto para poder instalar este tipo de lamparas. La cantidad dependerá de la longitud del área y de la altura, la cual afectará positiva o negativamente el flujo luminoso.



Iluminación vintage para el comedor o salón

Para estos espacios vamos olvidar las reglas que hasta el momento hemos venido aplicando, ya que a partir de este punto la única regla será el diseño. Dependiendo de si piensas que menos es más o todo lo contrario, podrás seleccionar el modelo y la cantidad de lámparas a instalar. Mira estos ejemplos:



Lámparas vintage para el dormitorio

Su uso en estos espacios es para acentuar ciertos detalles específicos en la recamara como burós, sofás para lectura, mesas o tapetes de centro. Pero nunca como iluminación principal, ya que su ángulo de apertura en ningún caso será  lo suficientemente amplio como para cubrir toda la superficie de la habitación.



Sin importar el tamaño y el diseño de la lámpara vintage que escojas ten en cuenta que su compañero perfecto siempre será un foco incandescente, pero si el calor que generan no es lo tuyo o simplemente deseas incursionar en diseños más atrevidos que destaquen aun más tu lámpara colgante, está la opción de focos vintage de LED

La marca PHILCO tiene varias opciones tanto de lámparas como de focos que seguro te encantarán, échales un vistazo en la sección que creamos especialmente para clientes y lectores de iluminaciónslp.


¡Únete!

Si quieres ser distribuidor da click aquí